Salsa rosa o salsa cóctel, indispensable para tu cóctel de mariscos

Salsa rosa o salsa cóctel casera

 

¿Quieres preparar  una increíble salsa rosa o salsa cóctel?  La salsa rosa es una de las salsas más utilizadas en nuestra cocina para la elaboración de entrantes. Hay infinidad de aplicaciones y entre el más popular el cóctel de mariscos o todos sus derivados.

Esta salsa rosa también vale para ensaladas frías, patatas, etc. Aquí verás paso a paso, cómo elaborarla en tu casa de una forma fácil y rápida, para que la utilices en tus platos favoritos o para aderezar ensaladas. Ya sabes, disfruta de una salsa rosa casera de toda la vida y utilízala en tus encuentros con la familia, cuando quieras sorprender o en ocasiones especiales.

 

Y si te gustaría hacer recetas para ocasiones especiales o estás buscando recetas para Navidad, no dudes en pasarte por la colección de recetas indispensables para Navidad y Año Viejo que podrás encontrar en mi web.

 

Salsa rosa o salsa cóctel

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

– 1 huevo
– Aceite de girasol
– Kétchup
– Un poco de zumo de naranja
– Coñac o brandy
– Vinagre
– Salsa picante
– Sal
– Pimienta blanca

 

Preparación de la salsa rosa o salsa cóctel casera:

Batimos en el recipiente de la batidora el huevo al que le hemos añadido un poco de sal, unas gotas de vinagre y una pizca de pimienta. A continuación, seguimos batiendo para formar una mayonesa y vamos a añadirle poco a poco aceite. Cuando esté algo espesa, paramos de batir.

 

poner el huevo, aceite y resto de ingredientes
Batir sin mover la batidora
Añadir aceite poco a poco
La mayonesa irá emulsionando

 

Ahora, ponemos el kétchup y seguimos batiendo, el color lo dará la cantidad de kétchup que hemos añadido. Una vez bien mezclado, ponemos un poco de zumo de naranja y una cucharada sopera de brandy o de coñac y unas gotas de salsa picante (no pasaros con el picante!).

 

Añadir el ketchup a la salsa rosa
Agregar zumo de naranja

 

Mezclamos bien, rectificamos de sal si es necesario, y la llevamos al frigorífico para que esté fresquita.  Ya tenemos una rica salsa rosa casera. Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *