Buey de mar relleno con ensalada, un entrante de marisco para cualquier ocasión

Buey de mar relleno ensalada

 

Hoy preparamos un buey de mar relleno con ensalada. El buey de mar o Cancer Pagurus, puede ser uno de los alimentos que por su tamaño, forma, sabor y precio, nos dan más juego a la hora de prepararlos.

Es verdad que hay muchas maneras de rellenar el buey, incluso hay recetas donde se rellena y gratina al horno, pero en esta ocasión, lo hemos rellenado con una ensalada hecha con su propia carne.

De esta forma podemos degustarlo sin tener miedo a que algún ingrediente nos enmascare el gusto del buey de mar.

Muy fácil de hacer y bastante rápido. La presentación en la mesa, como podéis ver es espectacular y  aunque muchos lo preparan en ocasiones especiales, como Navidad, puedes hacerlo en cualquier época del año ya que lo encontrarás en la sección de congelados de cualquier supermercado cercano por regla general.

Os recomiendo que siempre que podamos, compremos uno que sea hembra, ya que saben mejor y tienen normalmente huevas en su interior. El precio no es muy alto para un buey de mar de unos 600-750 gramos y para dos personas está muy bien. Eso si no te gusta tanto que te lo comes entero tu solo o sola…

 

Buey de mar relleno ensalada

 

Buey de mar relleno con ensalada

Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (2 personas)

– 1 buey de mar hembra de unos 600-750 gramos aproximadamente
– 1 lechuga romana
– Un poco de vino blanco seco o semiseco
– Mayonesa
– Sal
– Pimienta blanca molida

 

Preparación del buey:

En este caso hemos comprado un buey de mar ya cocido y congelado, listo para comer. Lo descongelamos en la nevera por la noche y al día siguiente lo preparamos. Si tenéis la suerte de tenerlo vivo tendréis que cocerlo con anterioridad. Aquí tienes un artículo muy interesante sobre la cocción del marisco con trucos y consejos.

Lo primero es abrirlo y, en un recipiente, ir echando la carne del interior del buey de mar. Le quitaremos las partes duras y con un poco de paciencia, lo vaciaremos por dentro, ya veréis que no es tampoco nada complicado.

Las patas se las quitamos y reservamos,  ya que luego las colocaremos bien puestas en la presentación y será, por norma general, lo último que comeremos del buey de mar.

 

Vaciar el buey de mar
Picar la carne
Añadir el vino
Preparar la ensalada

 

Cuando lo hemos vaciado y quitado las partes duras o que nos pueden hacer daño en la boca al masticar, picamos lechuga muy fina y se lo añadimos a la carne del buey. Agregamos un poco de vino blanco, como un chorrito, no pasaros de cantidad. Sal, pimienta y una o dos cucharadas de mayonesa.

No mucha, ya que queremos que conserve el sabor. Salpimentamos y mezclamos bien.

Lo que se ve en la foto color naranja y redondo son las huevas que están en el interior. Por eso os comenté que es mejor comprar una hembra que tendrá huevas.

Eso le da un sabor increíble y mucho más potente al conjunto.

Rellenamos el buey de mar y picamos un poco más de lechuga que nos valdrá de cama o fondo del plato.

Encima de la lechuga colocaremos con cuidado el buey de mar junto con las patas. Podéis ver las fotos. Una vez listo, presentamos bien frío. Bon appétit!

Alberto de la Torre
Ayúdame y comparte!
  • 4
    Shares