Focaccia de jamón y cebolla

Focaccia de jamón y cebolla

 

¿Te apetece probar una focaccia italiana de jamón y cebolla? Qué rica una focaccia de jamón y cebolla para acompañar a unos raviolis caseros, unos espaguetis a la boloñesa, espaguetis al burro , raviolis caseros de pasta fresca con jamón y queso, o comerlo tal cual.

Si os gustó la focaccia de aceitunas, en esta ocasión vamos a ver la receta de focaccia de jamón y cebolla. Con todo el sabor y el aroma a Mediterráneo que tanto nos gusta.

 

Focaccia de jamón y cebolla

Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 a 6 personas)

– 250 gramos de harina
– 20 gramos de levadura fresca
– 150 gramos de jamón serrano
– 1 cebolla mediana
– Una pizca de sal
– 1/4 de vaso de aceite de oliva virgen extra

 

Preparación de la focaccia:

La preparación de la masa es igual que focaccia de aceitunas. Lo primero que prepararemos es la masa, para tenerla lista ya que tarda un poco más en elaborarse que la de una pizza, por ejemplo. Ponemos en un recipiente dos cucharadas de harina, la levadura desmigada y un poco de agua tibia.

Mezclamos bien y tapamos con un film por encima. La reservamos y la dejamos una media hora hasta que la levadura haga su función y doble el tamaño.

Cuando ya ha subido la masa, algo líquida, que estará. Ponemos en un bol o un recipiente ancho la harina o añadimos un poco de sal. Mezclamos para que no entre en contacto directo luego la sal con la levadura. Añadimos el aceite y mezclamos un poco. Añadimos la masa con la levadura y agua tibia según nos pida.

Amasamos con las manos. Al principio será una masa algo pastosa y se nos pega pero según la trabajamos durante unos diez minutos irá pegándose menos.

 

Prueba también la focaccia casera de anchoas! Una receta también de lo más sencillo y con todo el sabor de la cocina tradicional italiana.

 

Si necesitamos añadir poco a poco algo de harina lo hacemos, pero sin que la masa se vuelva dura.

Una vez la hemos amasado en la tabla durante ese mínimo de diez minutos, hacemos una bola y la ponemos dentro de un recipiente.

Lo tapamos con film transparente o la cubrimos con un paño y la ponemos en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante una hora. Pasado ese tiempo la masa ha doblado o triplicado el volumen.

 

Extender la focaccia con las manosSacar del horno una vez lista

 

Picamos el jamón y la cebolla a nuestro gusto. Reservamos y engrasamos un recipiente de cristal especial para horno o una placa de horno con abundante aceite de oliva.

Ponemos en el recipiente del horno que vamos a utilizar para la focaccia, la masa y le mezclamos el jamón y la cebolla.

Ahora, repartimos la masa con paciencia por todo el recipiente y una vez listo lo tapamos.

Dejamos reposar media hora.

Lo metemos en el horno a temperatura media y dejamos que suba y se haga. Unos 15 a 20 minutos según el horno. Una vez lista dejamos enfriar un poco, desmoldamos con cuidado y cortamos a trozos según queramos. Bon appétit!

Alberto de la Torre
Ayúdame y comparte!
  • 3
    Shares