Pollo a la canilla típico de Cádiz

Pollo a la canilla

El pollo a la canilla es un plato típico de Cádiz. La base de este plato, relativamente joven, es lógicamente el pollo, y en este caso,  está macerado con un vino amontillado. Este vino le aporta un sabor único y pertenece al marco inconfundible de la campiña jerezana.

Este plato se inventó en uno de los restaurantes más conocidos del paseo marítimo de Cádiz, como es el restaurante La Bodega, y el nombre de ‘a la canilla’ se le puso en honor al nombre del pequeño grifo de los barriles con los que se sirve el vino.

En cuanto al vino amontillado que se utiliza, es un vino de color ámbar y su sabor recuerda los frutos secos, principalmente a las avellanas. Los vinos de Jerez, obtienen la denominación de origen el 19 de enero de 1935, fecha en la que la Gaceta de Madrid publicó el primer Reglamento de la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry.

Si quieres prepararlo en casa porque no tienes la oportunidad de venir a Cádiz, te dejo la receta ya que es muy sencilla. Eso sí, si quieres comer el auténtico pollo a la canilla, tendrás que venir a probarlo a nuestra tierra.

 

Pollo a la canilla

Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

– 1 pollo troceado en partes no muy grandes con piel
– 1/2 litro de Vino amontillado de Jerez
– 1 cabeza de ajos
– 1-2 guindillas cayenas
– Aceite de oliva virgen extra
– Sal

Preparación del pollo a la canilla:

El pollo a la canilla vamos a prepararlo con piel, así que si vamos a una carnicería o lo compramos ya cortado, será preferible que la mantenga ya que eso le aporta un toque extra crujiente a la hora de comerlo.

Vamos a sacar los dientes de la cabeza de ajo y a golpearlos para chafarlos o estrujarlos, pero sin necesidad de pelarlos. Introducimos el pollo troceado en un recipiente y añadimos los ajos machacados. Los ajos no los vamos a triturar ni nada por el estilo es un golpe seco para reventarlos y que se despeguen un poco de la piel. De esa forma soltarán su jugo. Añadimos sal al gusto y las guindillas troceadas.

A mi me gusta picantito, así que le pongo dos o tres guindillas cayenas.

Mezclamos y cubrimos a continuación con el vino amontillado de Jerez. Esto es importante. El pollo a la canilla se hace con vino amontillado.

Tapamos con film transparente y dejamos macerar en el frigorífico durante, al menos, 24 horas.

Pasado un día entero, sacamos los trozos de pollo y ponemos a escurrir en un colador junto con los dientes de ajo. El vino lo desechamos.

 

Puedes pasarte y ver otras recetas de Cádiz como son las típicas tortillitas de camarones o los chocos fritos. Un clásico entre el pescaíto frito de la Bahía de Cádiz.

 

Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva virgen a calentar y cuando está bien caliente, añadiremos el pollo por tandas para que no pierda calor y mantenga la fritura constante.

Pasados 15 minutos, cuando ya está la piel crujiente, iremos retirando el pollo y poniendo sobre papel de cocina para absorber el exceso de aceite. También podemos freír los dientes de ajo pero sin llegar a quemarlos. Servimos acabado de freír y sin guarnición. Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable www.elfogondelaperlagris.com.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  www.cdmon.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.