Cómo preparar mejillones en escabeche casero

Mejillones en escabeche caseros

 

Si os gustan los mejillones, esta receta casera de mejillones en escabeche os va a encantar.  Son realmente fáciles de preparar y los tendremos en muy poco tiempo.

Si tenemos la suerte de comprar unos buenos mejillones gallegos de los grandes imaginaros qué manjar vamos a poder degustar con la familia o los amigos. No tienen nada que ver con los mejillones que venden en latas que son muy pequeños y quizás son a los que muchos estamos acostumbrados, yo incluído.

El escabeche, para los que no lo sepan es esa salsa a base de ajo aceite y vinagre que también vale como conservante natural. Hay muchas recetas que utilizan el escabeche y quizás, aparte de los mejillones, las más conocidas con las que se hacen con pescados azules, como los chicharros o caballas entre otros. En España es un proceso de conservación y de cocina muy utilizados y muy tradicional.

En esta receta vamos a ver los ingredientes y por supuesto la preparación de estos mejillones en escabeche caseros que no tienen nada que ver, como os he comentado antes con los que podemos comprar en lata.

Un entrante o tapeo de lo más socorrido y original, si los hemos hecho nosotros mismos en casa que van a sorprendera todos por su sabor y por su tamaño, claro está.

Estoy seguro que te pedirán la receta y por supuesto, invita a todos y todas que visiten mi web. 😉

 

Mejillones en escabeche caseros

 

Mejillones en escabeche casero

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

– 1 kilo de mejillones vivos
– 1 vaso de vino blanco (siempre que hablamos de mejillones y Galicia nos acordamos del Albariño)
– 3-4 dientes de ajo
– 1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
– 1/8 de vaso de vinagre blanco de vino
– 4 hojas de laurel
– 1 cucharada sopera de pimentón dulce de la Vera
– Sal

Preparación de los mejillones:

Limpiamos los mejillones y les quitamos las barbas. Las barbas son esas protuberancias que sobresalen de las cochas de los mejillones y que son restos de cuerda que es por donde ellos están agarrados a las bateas.

Os dejo este vídeo del fantástico Karlos Arguiñano donde nos explica cómo se limpian mejillones. Así veréis cómo limpiarlos y quitarles las barbas para dejarlos perfectos y poder prepararlos en escabeche.

 

 

Una vez están limpios los mejillones reservamos.

En una olla echamos el medio vaso de vino y ponemos a fuego bajo medio. Añadimos a continuación las dos hojas de laurel y los mejillones limpios. Tapamos y dejamos que poco a poco empiecen a abrirse.

Una vez los mejillones están abiertos (habrá alguno que no se termine de abrir y estos debemos desecharlos ya que posiblemente estarán posiblemente muertos) apartamos del fuego. Ya os digo que el caldo que han soltado no debemos tirarlo. Nos va a servir una parte y el resto es fantástico para hacer un fumet de mejillones para un arroz, o para una sopa de mariscos, pescados, etc…

Dejamos enfriar unos minutos y sacamos los mejillones del interior. Reservamos en un recipiente.

En una olla echamos el medio vaso de aceite de oliva virgen extra. Los vasos que he utilizado son lo normales de agua de toda la vida y suelen tener una capacidad de unos 250-275 ml de capacidad. Para que os hagáis una idea aproximada.

 

Preparar el escabeche para los mejillones

 

Ponemos a fuego bajo medio y echamos los dientes cortados a láminas finas y otras dos hojas de laurel. Dejamos que poco a poco se vaya infusionando el aceite y que los ajos se hagan poco a poco. Nunca deben quemarse o dorarse demasiado.

Una vez los ajos empiecen a dorarse, apartamos la olla y añadimos una cucharada bien colmada de pimentón de la Vera dulce.

Movemos bien unos segundos y añadimos seguidamente el vinagre que ya he dicho en los ingredientes que es 1/8 de vaso. De esta forma también enfriamos el aceite y no se nos quemaría el pimentón por lo que podría quedar amargo.

Agregamos a la mezcla un poco de sal y pimienta, el vino y medio vaso del líquido o fumet de haber cocido los mejillones. El caldo lo pasaremos por un colador. un paño o filtro para evitar impurezas. Unos 100 o 150 ml del caldo es suficiente. Mezclamos bien y ponemos de nuevo al fuego.

 

añadir los mejillones al escabeche

 

Dejamos de tres a cinco minutos.

Apartamos y agregamos los mejillones al escabeche casero que acabamos de preparar y dejamos que tomen sabor. Unas seis a doce horas en el frigorífico.

Pasado ese tiempo estarán listos para degustar. Bon appétit!

Alberto de la Torre
Ayúdame y comparte!
  • 3
    Shares