Ropa vieja de puchero, una receta andaluza para aprovechar las sobras de carne

Ropa vieja de puchero

 

¿Cómo se hace la ropa vieja de Cádiz? Te enseño la receta de ropa vieja de puchero típica de Cádiz. Este plato de ropa vieja tradicional es una de las mejores maneras de aprovechar la carne y garbanzos sobrantes de los cocidos o las sopas.

La cantidad de ropa vieja que salga depende de la carne que hemos puesto, los garbanzos y las patatas fritas que pongamos. Esta receta es muy típica en mi casa, que soy de Cádiz, y todos los inviernos lo he comido dos o tres veces. Se nota que como buenos andaluces somos muy aficionados al puchero.

Esta es la ropa vieja que se hace en mi casa de toda la vida y os aseguro que está increiblemente buena.

¿Y vosotros, cómo hacéis la ropa vieja en casa?

 

¿Prefieres hacer unas croquetas de puchero para aprovechar la carne? Y recuerda que para hacer esta receta, primero debes preparar un fantástico puchero andaluz. No hay nadie que se le resista.

 

Ropa vieja de puchero

Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

– Los garbanzos y la carne del puchero
– 3 patatas
– 1 cebolla grande
– 3 dientes de ajo
– Vino blanco
– Tomate frito
– Pimentón dulce
– Laurel
– Sal
– Pimienta
– Aceite de oliva virgen extra

 

Preparación de la ropa vieja con garbanzos típica de Cádiz:

Lo primero que tenemos que tener, por supuesto para poder hacer la ropa vieja, son las sobras del caldo de puchero, los garbanzos y la carne. Eso ya está cocinado y lo tendremos reservado. Cortamos las patatas y las freímos normalmente. Reservamos.

En una sartén ponemos a pochar la cebolla en tiras y los dientes de ajo en láminas. Cuando los tengamos listos, añadimos los garbanzos y la carne del puchero para refreír. Añadimos la sal, la pimienta, media cucharadita de pimentón (opcional), la hoja de laurel y dos cucharadas soperas de tomate frito (opcional).

 

Refreír ropa vieja

 

Añadir las patatas

 

Removemos cinco minutos a fuego medio. Añadimos las patatas fritas y rociamos con medio vaso de vino blanco.

Removemos con cuidado para no partir las patatas. Dejamos cinco minutos más para que se evapore un poco el alcohol del vino (de esa manera no sale un plato seco, sino sabroso), rectificamos de sal si hace falta y servimos la ropa vieja acabada de hacer. Bon appétit!