Medallones de solomillo al roquefort fácil y rápido

Medallones solomillo al roquefort rápido y fácil

Si eres un amante a la cocina rápida y te gusta hacer recetas de toda la vida para sorprender a la familia o los invitados, te voy a enseñar a preparar una receta de medallones solomillo al roquefort pero de una forma fácil y realmente rápida.

Tendrás un plato de lo más tradicional y de los que más gustan a todos en menos de lo que imaginas. El solomillo es una carne tierna y que podemos cortar a medallones para luego, como en esta receta, combinarla con una salsa roquefort que, ¡sorpresa!, ni siquiera vamos a tener que preparar, por lo que es más fácil aún y vamos a tener menos complicaciones a la hora de cocinar.

Ya sabes, si te gusta, puedes preparar y marcarte un tanto, realizando esta receta de solomillo al roquefort, para estas fechas tan especiales que ahora se acercan, como es la Navidad o las fiestas de Nochevieja.

 

Solomillo al roquefort fácil y rápido

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

– 2 solomillos de cerdo
– 1 cebolla
– 4 dientes de ajo
– 1 sobre de salsa roquefort
– Sal
– Pimienta molida
– Aceite de oliva virgen extra
– 3 patatas medianas para acompañar

Preparación del solomillo de cerdo al roquefort:

Cortamos los solomillos de cerdo a medallones y reservamos. Si tiene algo de grasa podemos quitarla con el cuchillo. Reservamos.

Picamos los dientes de ajo y cortamos la cebolla en brunoise o lo que es lo mismo, picar la cebolla finamente. Reservamos.

En una olla a presión, ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra. Unas ocho a diez cucharadas soperas.  Ponemos a fuego medio y echamos los dientes de ajo y la cebolla picada.

Dejamos pochar y que tome color poco a poco. Sin llegar a quemarse.

 

Refreír los medallones

 

A continuación, añadimos los medallones de solomillo. Dejamos que se doren un poco por ambos lados.

Salpimentamos y añadimos una taza de agua (250 ml). Llevamos a ebullición y cerramos la olla. Dejamos que se haga la carne durante 10 minutos y apartamos.

Abrimos la olla cuando ha perdido la presión.

 

Añadir el roquefort de sobre

 

Es hora de preparar la salsa roquefort. Seguimos las instrucciones del fabricante y la añadimos a la olla con la carne.

Mezclamos y dejamos un par de minutos hervir. Apartamos y listo. Si vemos que queda demasiado espesa la salsa, añadiremos un poco más de agua pero si es al contrario, dejaremos reducir al gusto.

 

Y si te gusta la carne de cerdo y estás pensando en recetas especiales como pueden ser las de Navidad o las cenas de año viejo, no dudes en ver este clásico de carne mechada al horno o una colección de recetas de Navidad para que sorprendas a toda la familia!

 

Rectificamos de sal si es necesario y servimos con unas patatas fritas. Ya sabes que puedes hacer unas patatas fritas perfectas siguiendo los consejos que te doy en el enlace. Bon appétit!