Sopa de espárragos trigueros de la abuela

Sopa de espárragos trigueros

 

Si te gustan las sopas típicas de nuestras abuelas y el sabor tradicional, no puedes perderte esta fantástica sopa de espárragos trigueros o sopa de espárragos verdes, al más puro estilo de la cocina antigua y de toda la vida.

Es una receta sencilla y sin ninguna complicación que podemos tener en muy poco tiempo. Tiene todo el sabor de los espárragos trigueros y a pesar de no contar con muchos ingredientes, es una sopa nutritiva y que sienta muy bien en épocas de frío.

Los espárragos verdes podemos encontrarlos hoy día en casi cualquier supermercado así que no vais a tener ningún problema para poder preparar esta sopa.

Si os habéis dado cuanta, antiguamente se utilizaba mucho las rebanadas de pan en las sopas y también añadir un huevo, eso hacía que los platos fueran más nutritivos y consistentes a pesar de que se preparaban con pocos ingredientes, como es el caso de esta sopas de espárragos. Eso sí, el sabor es realmente rico y sienta de maravilla.

Ya me contaréis qué tal os ha salido!

Sopa de espárragos trigueros de la abuela

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

– 1-2 manojos de espárragos, según el tamaño
– 4 dientes de ajo
– 1 cebolla mediana
– 4 huevos frescos
– 1-2 rebanadas de pan por persona
– Pimentón de la Vera dulce
– Pimienta molida
Aceite de oliva virgen extra
– Sal

Preparación de la sopa de espárragos:

Troceamos los espárragos tronchando con la mano y partiendo en trozos de unos 3-4 centímetros. Cuando intentemos partirlos y se doblen, desechamos esa parte ya que, por regla general son las partes más cercanas al tronco, son demasiado fibrosa y no quedarán tiernas a la hora de comerlo.

Una ver partidos, los dejamos metidos en agua para que pierdan el amargor. Los dejaremos mientras preparamos el resto de ingredientes.

Laminamos una vez pelados los dientes de ajo, y picamos la cebolla. Podéis cortar la cebolla en brunoise o un poco más gruesa os gusta más el toque rústico de la cocina.

En una olla echamos unas 8-10 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. Ponemos a fuego medio y añadimos, cuando esté caliente, los ajos laminados. Dejamos que doren sin llegar a quemarse.

A continuación, añadimos la cebolla picada. Rehogamos unos minutos y añadimos los espárragos escurridos.

Salpimentamos y dejamos unos minutos, con cinco minutos es suficiente.

Apartamos del fuego la olla y agregamos una cucharada sopera de pimentón dulce de la Vera. No vais a encontrar un pimentón de mejor calidad en el mundo. El sabor es único. Mezclamos y volvemos a poner al fuego.

El pimentón no debe quemarse, a que si hacemos esto sin quitar la olla del fuego, se podría quemar y luego amargaría. Arruinando el plato.

 

Si te gustaría preparar una fantástica crema de espárragos trigueros, no te pierdas mi receta casera. Una receta para los amantes de la cocina saludable y sana.

 

Agregamos inmediatamente después agua hasta cubrir. Si tenemos un caldo de verduras, mucho mejor! Incluso, podéis añadir media pastilla de caldo, en caso d que queráis enriquecer la sopa de espárragos.

Dejamos hervir unos diez minutos a fuego media y con la olla tapada.

Pasados diez minutos añadimos un huevo por persona y dejamos cuajar con la tapadera puesta a fuego bajo. Si es necesario agregaremos un poco más de caldo y rectificamos de sal.

Una vez cuajados los huevos o al gusto de cada uno, aparatamos. A veces se mezclaban los huevos con los espárragos. En este caso los hice revueltos y mezclados.

Presentar la sopa de espárragos trigueros en un plato de barro, a ser posible, con unas rebanadas de pan tostado en el fondo y luego la sopa por encima. Bon appétit!