Vieiras a la gallega gratinadas al horno para sorprender a tus invitados

Vieiras a la gallega gratinadas al horno

 

Prepara estas fantásticas vieiras a la gallega rellenas y gratinadas en el horno y sorprende a tus invitados en todas las fiestas. Las vieiras podemos encontrarlas ya en casi cualquier supermercado y podemos encontrarlas frescas o congeladas. Lo mejor es siempre comprar vieiras gallegas, pero si no las encontráis hay más opciones disponibles.

Las vieiras a la gallega no tienen ninguna dificultad y son realmente fáciles de preparar. Incluso podemos tenerlas congeladas y listas para meter en el horno y hacerlas cuando las necesitemos.

Son un bocado exquisito, muy cremoso y que combina perfectamente con el sofrito y el sabor del jamón. Yo le he añadido un poco de pimentón dulce pero es totalmente opcional. También las podéis preparar sin el pimentón y el sabor también es increíble.

Ya sabes que si estás pensando en preparar un entrante para las cenas o almuerzos de Navidad, estas vieiras a la gallega son una opción ideal y que les va a encantar a toda la familia.

 

Vieiras a la gallega gratinadas al horno

 

Vieiras a la gallega gratinadas al horno

Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (6 personas)

– 6 vieiras preferiblemente gallegas
– 1 cebolleta mediana
– 1 puerro pequeño
– 1/2 vaso de vino blanco (Albariño preferiblemente)
– 150 gramos de jamón serrano (puede ser ya partido en dados)
– 1 paquete de salsa bechamel (podemos también hacerla nosotros)
– Pimentón dulce (opcional)
– Pan rallado
– Sal
– Pimienta molida
– Cayena (opcional si queremos darle un toque picante)
– Aceite de oliva virgen extra

 

Preparación de las vieiras:

Limpiamos con agua las vieiras ya que pueden tener siempre algo de arena. Separamos la carne de la vieira de la concha y volvemos a ponerla en ella pero ya despegada. Reservamos las vieiras.

En una sartén ponemos tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra y hacemos un sofrito con la cebolleta y el puerro finamente picados.

Una vez lista la verdura, añadimos el jamón picado finamente, dejamos un minuto, para que no se ponga duro y agregamos a continuación el vino. Dejamos evaporar casi completamente.

Ahora podemos apartar del fuego y añadir un poquito de pimentón al gusto. Es opcional. Si no quieres, no pasa nada. El pimentón le otorgará simplemente un toque diferente.

Salpimentamos al gusto e incluso le podemos añadir un toque picante con un poco de cayena. Pero siempre sin pasarse!

 

Si buscas recetas para ocasiones especiales o para Navidad, no te pierdas esta colección de recetas para Navidad. Triunfarás seguro!

 

Ahora podemos añadir la bechamel que podemos tener comprada de antemano en un brick o hacerla nosotras mismas añadiendo al sofrito un par de cucharadas colmadas de harina de trigo, dejando que se tueste un poco la harina y seguidamente añadir leche fría poco a poco.

La leche se irá absorbiendo y seguiremos añadiendo según nos va admitiendo hasta conseguir una crema al gusto no demasiado líquida. Esto hay que tenerlo en cuenta ya que si está líquido, al ponerlo en las vieiras se derramará y no tendrá la consistencia cremosa que queremos.

Una vez tenemos la crema y todo ligado rectificamos de sal si es necesario.

Ponemos una o dos cucharadas de la crema encima de cada vieira y espolvoreamos con pan rallado, sin pasarnos.

Llevamos al horno y hacemos las vieiras gratinadas. Dejamos hasta que tomen color.

Sacamos del horno con cuidado ya que queman. Servimos acabadas de hacer. Bon appétit!