Focaccia de aceitunas negras y cebolla

Focaccia de aceitunas negras y cebolla

 

¿Te gustaría preparar una rica focaccia de aceitunas? Una receta muy conocida y habitual en restaurantes italianos es la focaccia. Podemos hacerla de muchas maneras pero, vamos a ver esta receta y hacer una focaccia de aceitunas negras y cebolla que seguro que os encantará.

La focaccia es bastante fácil de realizar y con una sabor muy mediterráneo. La podemos comer sola o como acompañante de carpaccio, o pasta de cualquier tipo.

 

Focaccia de aceitunas negras y cebolla

Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes:

– 250 gramos de harina
– 20 gramos de levadura fresca
– 150 gramos de aceitunas negras sin hueso
– 1 cebolla mediana
– Una pizca de sal
– 1/4 de vaso de aceite de oliva
– Romero

 

Preparación de la focaccia de aceitunas:

Lo primero que prepararemos es la masa, para tenerla lista ya que tarda un poco más en elaborarse que la de una pizza, por ejemplo.

Ponemos en un recipiente dos cucharadas de harina, la levadura desmigada y un poco de agua tibia. Mezclamos bien y tapamos con un film por encima. La reservamos y la dejamos una media hora hasta que la levadura haga su función y doble el tamaño.

 

Prueba a preparar otros tipos de focaccia como la focaccia casera de anchoas o la focaccia de jamón y cebolla. Las dos están buenísimas!

 

Cuando ya ha subido la masa, algo líquida, que estará. Ponemos en un bol o un recipiente ancho la harina u añadimos un poco de sal. Removemos para que no entre en contacto directo luego la sal con la levadura. Añadimos el aceite de oliva virgen y mezclamos un poco.

Añadimos la masa con la levadura y agua tibia según nos pida. Amasamos con las manos.

Al principio será una masa algo pastosa y se nos pega pero según la trabajamos durante unos diez minutos irá pegándose menos. Si necesitamos añadir poco a poco algo de harina lo hacemos, pero sin que la masa se vuelva dura.

 

Mezcla con levadura
Preparar la masa de la focaccia
Añadir levadura
Hacer la masa de la focaccia
La masa quedará pegajosa
Amasar la masa bien
Bola amasada
La masa para la focaccia crece al reposar

 

Una vez la hemos amasado en la tabla durante ese mínimo de diez minutos, hacemos una bola y la ponemos dentro de un recipiente.

Lo tapamos con film transparente o la cubrimos con un paño y la ponemos en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante una hora. Pasado ese tiempo la masa ha doblado o triplicado el volumen.

Picamos las aceitunas según nos guste y la cebolla la laminamos tipo pluma. Reservamos y engrasamos un recipiente de cristal especial para horno o una placa de horno con abundante aceite de oliva. Reservamos.

Ponemos en el recipiente del horno que vamos a utilizar para la focaccia, la masa y le mezclamos las aceitunas y la cebolla.

Estiramos la masa con paciencia por todo el recipiente. Recordad que tiene que estar bien engrasado con el aceite de oliva.

 

Estirar la masa de focaccia en el molde
Masa una vez ha reposado

 

Cuando esté bien estirada la tapamos con un paño y la dejamos reposar una hora. Así sube la masa y queda muy esponjosa. Ponemos un poco de romero por encima y metemos en el horno pasado ese tiempo de reposo.

Dejamos que se haga la masa, sacamos del horno y dejamos enfriar un poco. Desmoldamos con cuidado y cortamos a trozos según queramos. Bon appétit!

2 comentarios sobre “Focaccia de aceitunas negras y cebolla

  • Tengo predilección por la focaccia. espero poder hacerla siguiendo tus instrucciones que se ven bastante claras
    Un saludo

  • Hola Diego, muchas gracias. Espero que te salga muy bien. Es muy fácil hacer esta focaccia de aceitunas, así que seguro que no tienes problemas. Un abrazo y ya nos cuentas!

Comentarios cerrados.