Ternera mechada a la andaluza, en su salsa

Ternera mechada a la andaluza

 

Una de las recetas más características del sur de España es la carne mechada. A diferencia con el mechado tradicional, donde introducimos en la carne, ya sea falda o en el lomo de cerdo o ternera trozos de bacon, huevo, zanahorias, incluso pepinillos o tocino, para darle jugosidad, la carne mechada a la andaluza, no lleva nada en su interior.

Hoy os animo a preparar esta carne de ternera mechada a la andaluza, en su salsa. No lleva apenas ingredientes y nos va a quedar una salsa espesa, cremosa y con un sabor delicioso. Encima es fácil y no requiere mucho tiempo en la cocina. Estas son las recetas que les encantan a los cocinillas. ¿Verdad?

Esta forma de cocinar la carne es ideal para poder preparar diferentes platos con ella ya que, al cortarla en rodajas, podemos comer la ternera mechada con su salsa, en un bocadillo, con tomate, lechuga… o simplemente, a modo de tapa o entrante, con un buen chorro de limón por encima.

De cualquier forma que la comas, estará deliciosa y es genial para degustarla con la familia o los amigos.

 

Ternera mechada a la andaluza

Ternera mechada a la andaluza en su salsa

Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (6-8 personas)

– 1 trozo de falda o lomo de ternera de un kilo aproximadamente en una pieza
– 1 cabeza de ajos
– 1 hoja de laurel
– 1 vaso de vino blanco
– 1 cebolla
– 1 patata pequeña
– 1 vaso y medio de caldo de carne
– Sal
– Pimienta en grano
– Aceite de oliva virgen extra

 

Preparación de la ternera mechada:

Limpiamos la falda o el lomo de la ternera de trozos que pueda tener de grasa en exceso. Reservamos.

Pelamos una cabeza entera de dientes de ajo. Pelamos una cebolla y troceamos al gusto.

En la olla exprés o rápida, echamos un fondo de aceite de oliva virgen extra. Unas ocho o diez cucharadas soperas. Ponemos a fuego medio y echamos, cuando esté caliente, los dientes de ajo enteros, la cebolla y la hoja de laurel. Dejamos que doren los ajos y añadimos el trozo de carne de ternera entera.

Iremos dando vueltas a la carne para que dore por todos lados. Mientras, pelamos la patata y reservamos.

Cuando la carne está dorada, pero sin quemarse, añadimos la patata troceada y el vaso de vino.  Dejamos reducir más de la mitad el líquido.

Añadir el caldo y salpimentar.

Cerramos la olla y dejamos 35 minutos a fuego bajo una vez tiene presión.

Una vez pasado ese tiempo, abrimos la olla una vez ha perdido la presión y vemos cómo está de líquido, si tiene poco añadiremos un poco más de caldo y dejamos hervir unos minutos más. Si tiene suficiente, sacamos la carme y ponemos en un plato o fuente para que pierda calor. Una vez a temperatura ambiente, la metemos en el frigorífico para que enfríe y podamos cortarla en lonchas.

 

Si te gusta la carne mechada también puedes ver mi receta de carne mechada al horno. Está deliciosa y la mechamos con un utensilio de cocina que se llama mechador o aguja de mechar. Al igual que con la carne de ternera, puedes, una vez fría y laminada, congelarla para cuando más te guste.

 

Una vez hemos sacado la carne, echamos el contenido de la olla en el vaso de la batidora y batimos muy bien, pasamos la salsa por un chino o por un colador para que quede más fina. Rectificamos de sal si es necesario.

Servimos la salsa en una salsera junto con la ternera mechada para que cada comensal se sirva al gusto.

Podemos acompañar la ternera con unas patatas fritas o sin salsa con un chorro de limón. Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable www.elfogondelaperlagris.com.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  www.cdmon.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.